El discreto encanto de la logística

Aporta el 7,8% del PIB y tiene un potencial de crecimiento que hace de esta actividad una de las principales fuentes de empleo para el futuro más inmediato, pero la formación de profesionales dedicados a todo lo que rodea la gestión de envíos de mercancías continúa siendo una asignatura pendiente. El problema se hace más evidente cuando se habla de los transitarios, uno de los agentes más desconocidos entre los que intervienen en el transporte internacional. Aula Dédalo y Alfinter, el único transitario cántabro, han dado los primeros pasos para ponerle remedio.

Hay ideas que son difíciles de cambiar, por más que la realidad se empeñe en desmentirlas. Después de repasar con datos la aportación económica y el enorme potencial de crecimiento de la logística, José Luis Carles Fernández, consultor experto en investigación y empleo, terminó con un lamento: “Sigue existiendo esa imagen del sector como generador de trabajo poco cualificado y antiguo”. Fernández fue uno de los expertos que intervino el pasado 27 de septiembre en el foro organizado en Madrid por IMF Business School, en el que esta escuela internacional de negocios concluyó que era imprescindible mejorar la visibilidad y atractivo de una actividad que genera el 7,8% del PIB español y cuenta hoy con 800.000 trabajadores de los perfiles profesionales más variados.

Esa falta de visibilidad, y las dificultades para encontrar trabajadores con las competencias necesarias para desenvolverse en una actividad altamente especializada, son dos circunstancias con las que conviven de forma particularmente acusada los transitarios, y de forma todavía más notable Alfinter, la única empresa cántabra que opera en esta actividad, fundamental cada vez que se exporta una mercancía e interviene el transporte marítimo. Desde que hace dos años decidió apostar decididamente por crecer en Cantabria, Alfinter ha contratado a profesionales con currículos diversos, a los que ha tenido que formar con sus propios recursos, en un proceso en buena medida inevitable, pero que consume tiempo y recursos en una medida que los responsables del transitario cántabro creen que puede minimizarse en el futuro. Metida de lleno en una segunda fase dentro de ese proceso de expansión, Alfinter ha incorporado a dos nuevos trabajadores desde el pasado mes de agosto, y también a una becaria procedente de Aula Dédalo, en lo que ha sido el primer fruto de un acuerdo entre la empresa logística y el centro de formación que ambas esperan que tenga un largo recorrido en el futuro más inmediato.

Leer más →

Fuente: http://cantabrianegocios.es/el-discreto-encanto-de-la-logistica/